CEREMONIA DE LA PACHAMAMA

Llego el mes de Agosto y con el una de las ceremonias ancestrales mas bellas de la provincia, al menos para nosotros, la ceremonia a la pachamama, la ofrenda a la Madre Tierra.

Cada primero de Agosto al llegar el alba, el pueblo es invadido por humo y el aroma a la Koa, a incienso, a mezclas de distintas hiervas que se sienten en el aire. Ese humo perfumado que se despide al SAHUMAR.

Caminando por sus calles se siente este aroma que cada uno de sus hogares va expidiendo. Es que la ceremonia comienza ya con las familias limpiando sus casas. No solo trapeándolas sino quitando de cada rincón de ella todas las malas energías acumuladas durante este año.

Se comienza desde la última habitación hasta llegar a la puerta principal, y es el dueño o dueña de casa quien a lleva acabo. Ese mismo cuenco humeante, con carbones encendidos y mezclas de hiervas es el que se vuelve a cargar y se deja en el pozo en el que vamos a ofrendar.

CORPACHADA

Llego el momento de la CORPACHADA, de la ofrenda a la MADRE TIERRA, de devolverle a la tierra lo que ella nos proveyó y agradecerle. La ceremonia de la Pachamama, palabra que deriva del Quechua, “Pacha” significa: Tierra, lugar y “mama”: Madre

Nuestra primer ofrenda a la Madre Tierra, como le dicen en el norte, fue con la Comunidad de la Garganta del Diablo, y allí aprendimos todo lo que leerán a continuación.

El hombre mayor de la comunidad o la familia, es quien prepara el hueco en la tierra, de cara al sol, por donde este amanece. Se pide permiso, se vierte alcohol bendiciendola, se entierra un cuchillo a la derecha del pozo, dicen que es para que ningún espíritu indeseable salga de allí a deambular y se comienza a cavar.

Mientras tanto en la cocina las mujeres de la comunidad van ultimando los detalles de la comida que se va a ofrecer.

QUE SE NECESITA

El día anterior todos vamos al mercado principal del pueblo a surtirnos de todo lo necesario para ese día. Desde mezclas de polvos, yuyos y hiervas para sahumar hasta frutas, verduras y la carne a cocinar. Unas botellas de chicha que siempre venden en la puerta las doñitas, hojas de coca, muchas semillas y granos, mas bebidas . Y por supuesto no pueden faltar los cigarritos y el papel picado para el final.

Pero ahora volvemos al día en cuestión. Se cocina lo que se va a comer ese día y se cocina también para la tierra, y ese primer plato es para ella.

Se preparan todos los alimentos en los mejores recipientes. Se colocan los aguayos antiguos junto al pozo y al terminar de prepararlo, se deja el cuenco que siempre tiene que mantenerse humeante durante toda la ceremonia, dentro del pozo.

Se lo cubre con algúno de los aguayos (telas típicas de norte) y se va acercando la familia con todas las ofrendas.

INICIAMOS…

La ceremonia de la pachamama, es liderada siempre por los mas sabios de la familia, la mujer y el hombre mas ancianos, los abuelos. Son ellos los que dan inicio, así en pareja, respetando la dualidad de la CULTURA ANDINA y  van guiando la celebración.

De rodillas frente al pozo en señal de respeto. Con las manos sobre la tierra se le pide permiso a ella y a los presentes y se da comienzo. Siempre con ambas manos, ofrendamos nuestros alimentos. Rendimos tributo iniciamos la corpachada. Se agradecemos por ellos, los que cultivamos, los que cocinamos, los que no queremos que nos falten este año.

Le damos de beber y bebemos, le damos hojas de coca y coqueamos. La comida de ese día también se comparte. Se ofrendan unos gajos de naranjas para lo dulce, la quinoa para el dinero, el azúcar para el amor y lo que cada pueblo tome como tradición.

Al finalizar cada pareja su ofrenda “Jallalla” y papel picado en la cabeza para la alegría, sigue la ronda de ofrendas hasta el ultimo integrante de la familia y si los hay invitados. A la Pacha te tienen que invitar y es un honor que la familia o comunidad lo haga.

Luego de darle de comer y beber a la tierra todos juntos esta vez, deben volver a tapar el pozo. Colocamos unas piedras para cubrirlo, las botellas que se bebieron, se baña ese pequeña montaña con alcohol, serpentina y papel. Recién allí podemos quitar el cuchillo que se había colocado al abrir la tierra. Y ahora si… a compartir todos juntos la comida.

CONCLUSIONES DE LA CEREMONIA DE LA PACHAMAMA

Ha pasado un año mas, se le ha agradecido a la Pachamama por lo que nos dio, se le ha pedido que nos guie, cuide y provea por un año mas.

Esperamos que hayan vivido a través de las palabras esta experiencia con nosotros y como siempre decimos… no te olvides que Tu vida te tiene que gustar y solo vos podes hacer que eso pase.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SEGUINOS!