VIAJAR AL NORTE ARGENTINO CON NIÑOS

En este blog queremos compartir nuestra experiencia al viajar y recorrer el norte argentino con niños. Si bien sabemos que no hay recetas mágicas y que cada niño es un mundo aparte podemos charlar un rato y compartirte nuestros tips de viaje para que esta experiencia en altura sea más amena. Al menos compartiendo todo lo que nosotros fuimos aprendiendo en estos años con nuestras salidas. Y es que si se puede, con recaudos se puede viajar al norte argentino con niños.

Quebrada de las Señoritas.

Lo más consultado en el blog y en la cuenta de Instagram está relacionado con la altura y es por allí por donde vamos a comenzar. El visitar una provincia que en promedio se encuentra por encima de los 2000 mts suele generar mucho miedo, ansiedad y hasta puede ser definitorio al momento de decidir si viajar al norte o no.

Cuando planificamos un viajar con niños a Jujuy esto es lo primero que muchos pensamos. Si bien nuestros peques Milo e India nacieron aquí, ellos si son Jujeños, hasta arrastran la “rrr” al hablar y lo amamos, ellos también pueden apunarse o transitar el mal de altura o soroche como dicen en nuestro vecino país de Bolivia. De hecho en mi caso (Fer) he visto a  muchos niños Quebradeños descomponerse al bajar a la ciudad, al ir en sentido contrario y disminuir en altura.

Y es que esto tiene mucho que ver con los cambios de altura justamente y los cambios de ritmo al desplazarse en periodos breves de tiempo de menor a mayor altura.

Recomendaciones

Primer Recomendación ACLIMATARSE

Nuestra primera recomendación, ya sea viajar para grandes o niños, es que se tomen el tiempo necesario para aclimatarse. No comiencen a hacer excursiones al primer día de arribados a la montaña, dense al menos un día para estar, simplemente estar en el pueblo que hayan elegido al llegar, caminen sus calles y aprendan a observar cómo se mueve la gente del lugar, a paso lento y cansino.

Si prestan atención van a notar que todos caminan a paso lento, que hablar y caminar al mismo tiempo es todo un arte y de hecho poco recomendable. Y aquí está lo difícil con los niños, ellos siempre tienen energía de sobra y van a intentar correr por toda la inmensidad de espacio que tengan a  mano, así que busquen actividades que los ayuden y faciliten a estar un poco más estáticos en estas primeras horas.

Mirador Termas de Reyes

Nadie conoce mejor a sus hijos que ustedes, sobre todo si son pequeños, bebés y la manera de manifestar si puede estar afectándoles la altura no es la palabra, es ese típico malestar e incomodidad, el llanto de molestia pero sin ningún otro síntoma aparente. Y a los ya más grandes también, están incómodos, molestos, irritables y hasta con náuseas. Lo ideal es no llegar a este momento, pero si así es, es hora de bajar el ritmo y descansar, darle tiempo al cuerpo de adaptarse a esa falta de oxigeno.

Las curvas y contracurvas  a veces marean más que la altura en si. Eviten  comer en abundancia antes de los recorridos de mayor altura como El Hornocal o Salinas Grandes.

Segunda Recomendación CALCULAR LOS TIEMPOS

Y aquí la segunda recomendación, los tiempos aquí en el norte son otros, los recorridos con los niños les van a llevar más tiempo, ya que los momentos de descanso, esas paradas técnicas van a ser un poco más seguidas. No se apuren, vayan a su ritmo, al ritmo de su familia.

Por esto es necesario calcular los tiempos al planificar una salida, una caminata que puede llevar media hora, con niños seguramente serán 45 minutos o más. Las distancias aquí en el norte también son mas extensas, todo esta lejos tengan esto en cuenta al planificar los recorridos. No se guíen por la cantidad de kilómetros que un recorrido te diga, sino en el tiempo que este les puede llevar, ya que en la montaña este se extiende más y estos tiempos de traslado para los peques suelen ser eternos. Por eso llevar juguetes que sean fáciles de trasladar ayuda a acortar los tiempos.

Tercer Recomendación HIDRATACION

Nuestra tercera recomendación es tener siempre agua con ustedes en el viaje, no gaseosa o jugo, el hidratarse ayuda mucho a evitar el apunamiento y el elegido para ello es el agua, en cantidad abundante desde antes de salir a la aventura.

Y hablando de hidratación pueden hacerles infusiones de hojas de coca durante el tiempo que estén allí. Nos han recomendado también la Pu Pusa, pero aun no la hemos probado. No les va a pasar nada, la hoja de coca no es una droga, no los van a “acelerar” como suelen consultarnos ni mucho menos. Si quieren leer más sobre las hojas de Coca y sus beneficios pasen por el post HOJAS DE COCA

Cuarta Recomendación QUE CARGAR EN LA MOCHILA

Cuarta recomendación sabemos que viajar con niños implica cargar con esa mochila llena de cosas por si las dudas. Y aquí van nuestros imprescindibles para sumarles a esa mochila jaja. esa ropa extra que te va a salvar.

El suelo en el norte es muy pedregoso y en algunas de las salidas que hagan éstas involucran ríos, por lo cual el calzado de los peques debe ser super cómodo. Cuanto menos le incomode su zapa más van a caminar, aquí van a caminar mucho y en desnivel, lo cual es más exigente.

El cochecito  es lo más cómodo pero no siempre para las calles de aquí, y decimos calles porque veredas casi no hay, suelen ser muy angostas, pero a pesar de eso suele salvar para recorrer los pueblos,  para los recorridos como Quebrada de las señoritas donde hay mucha arena en el camino o la  Garganta que es literal el río con piedras lo que caminas, es mejor alguna mochila ergonómica para portear si son peques o caminar a ritmo de tu hijo. Salvo por ejemplo en el recorrido de el Paseo de los Colorados en Purmamarca, ese es ideal para hacer con un coche con ruedas offroad!!  Lleven crocs por si el recorrido implica cruzar ríos como en el caso de la Cascada de la Garganta del Diablo. 

Camperita rompeviento, que ocupan poco espacio y salvan de la amplitud térmica del norte, en una de nuestras salidas a El Hornocal, partimos de Tilcara con 27° en verano y al llegar a El Hornocal la temperatura bajó a 7° y comenzó a nevar.

El típico chulito norteño o algunos algodoncitos suelen salvar de esos momentos con mucho viento, hay lugares que por la altura en sí o por el horario del día (luego del mediodía) suelen ser muy ventosos y a algunos niños esto suele afectarles los oídos. No se olviden que es viento y arena tengan cuidado también con los ojos. 

Y aquí aprovechamos a sumarles una más y bien específica, si van a Salinas Grandes lleven lentes de sol para los chicos también, aunque sean bebés. El reflejo del sol en altura sobre el blanco del salar es muy fuerte.

DOS LUGARES PARA RECORRER CON CUIDADO CON NIÑOS:

  • El Hornocal: si bien el camino no es complejo, suele ser el lugar en el que mas se apunan los niños, sobre todo los niños de 8 o 9 años en adelante, no se olviden que llegan a los 4350 mts y allí se mantendrán mientras visiten el mirador.
  • Garganta del Diablo: el camino desde la garganta hacia la cascada es fácil y corto, pero la bajada desde la entrada hasta la Garganta es difícil, con escalones grandes, mucha piedra suelta y pocas barandas en la bajada. Por lo cual tienen precipicios importantes en ese breve recorrido, simplemente hay que recorrerlo con suma atención.
Cascada Garganta del Diablo

TRES IMPERDIBLES PARA HACER CON NIÑOS:

  • Paseo de los Colorados: no implica exponerse a mucha altura, se puede hacer en auto, a pie o con cochecito con buenas ruedas, son pocos los lugares dentro del recorrido en los que deben cuidar a los chicos de precipicios.

  • El Huancar: es uno de los lugares en el que mas se han divertido nuestros niños, alquilar la tabla y jugar en los médanos de arena haciendo Sandboard es un super plan para ellos, eso si mucho cuidado con el sol.

  • Caravana de Llamas: Si bien no es un lugar es la actividad perfecta para los peques y para los no tan peques también, aprenden a cepillarlas, sus cuidados y les dan de comer.

ULTIMA REOMENDACIÓN

Y la última, pero para nosotros la más importante y la que respetamos hasta el día de hoy en cada una de nuestras salidas, es ir a su ritmo.

Los tiempos los marcan ellos, no el horario de entrada o salida del sitio, ni el amanecer o atardecer más bello que queramos ver ni la cantidad de sitios que queramos visitar ese día porque quizás tenemos poco tiempo en nuestro viaje.

Nuestros planes deben tener un plan A, B y hasta C porque todo puede cambiar de rumbo muy rápidamente al  viajar con niños e intentar forzar los momentos suele terminar en frustración nuestra y de ellos y la idea del viaje es coleccionar los mayores recuerdos que podamos en familia.

Esperamos que les sirvan nuestras recomendaciones y puedan disfrutar mucho de nuestro norte.

Gracias por llegar hasta aquí, como siempre te decimos no te olvides que tu vida te tiene que gustar y solo vos podes hacer que eso suceda.

Nos leemos en el próximo blog.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *